Publicado en Sin categoría

La caída

¡Hola, confesores!

Aquí os dejo un relato que escribí hace tiempo. ¡Espero que os guste!

LA CAÍDA

Cada familia cría a sus hijos de manera distinta y eso es así aquí en la Tierra como en el cielo. No todos los ángeles crían igual a sus hijos, y ésta es la historia de dos de ellos.

Alba y Gabriel se conocieron y se empezaron a llevar muy bien, empezaron a hablar cada vez más y a llevarse cada vez mejor. Pero pasaba el tiempo, ellos crecían, sus mentes cambiaban y empezaron a ver su mayor diferencia: la educación que les habían dado sus padres, los habían educado de maneras muy distintas, demasiado distintas.

A Alba le hicieron creer que sus alas eran parte de ella y que todo ángel nacía con unas alas y que, por lo tanto, cuando ella estuviese decidida a volar lejos, sus alas la acompañarían. Eso hizo de ella alguien capaz de dar pequeños vuelos de ida y vuelta confiando en sus alas, confiando en aquello que era parte de ella y con lo que había nacido.

A Gabriel lo educaron de manera distinta: él vivió creyendo que las alas con las que había nacido era simple materia prima que había que ir mejorando. Eso hizo de él alguien que siempre iba poco a poco, que desconfiaba de sus propias alas y que, aunque daba pequeños vuelos de ida y vuelta, siempre volaba con miedo en el cuerpo, pensando que en cualquier momento podía caer.

Cuando ellos se conocieron y pasaron tiempo juntos, ella le ofreció saltar un precipicio no muy alto y volar juntos hasta el otro lado. Ambos saltaron, él temeroso y ella confiada. No llagaron al otro lado del precipicio, y cayeron quedando tanto ellos como sus alas bastante dañados.

Estaban decididos en salir de allí y volver con sus respectivas familias, por lo que ella decidió dar pequeños saltos que la impulsasen y la hiciesen poder volar pero sus alas no respondían y ella caía al suelo una vez tras otra, dañándose cada vez más. Él decidió alejarse de ella lo máximo posible aún dentro del mismo fondo para que las caídas de Alba no lo dañasen a él aún más mientras paciente esperaba que sus alas sanasen y las ponía a prueba con pequeños saltos que no las forzase mientras veía como Alba, a su lado, seguía cayendo una y otra vez. Él sabía que antes de volar, hay que saltar y que antes de saltar, hay que comprobar el terreno sobre el que puedes caer.

Un día, ella podía contarse unos diez mil rasguños por cada uno de sus diez mil intentos y decidió asumir su vida allí, sus alas no daban ni para los pequeños vuelos que hacía tiempo atrás. Entonces, Gabriel la apartó para intentarlo él por vez primera. Dio un salto y, aunque voló unos metros, cayó al vacío como tantas veces le había pasado a ella. Pero decidió darse un segundo intento, así que echó la vista atrás, dio tres pasos atrás, dos pequeños saltos para comprobar el terreno donde podía volver a caer y finalmente echó a volar más alto de lo que Alba había llegado antes, más alto de lo que ningún otro ángel había logrado subir y pudo, no solo volver con sus padres, sino llevar a Alba con su familia y además atravesar – ahora sí – el precipicio donde antes había caído.

Y es que la vida es así, da igual tierra, cielo o infierno, solo se consiguen los objetivos propios con paciencia y siendo consciente del esfuerzo necesario para cada mínimo movimiento.

A continuación os dejo los links a las redes sociales:

 

¡Hasta la próxima!

http---signatures.mylivesignature.com-54493-258-7F88F40B9E2C2A1062E84C56A83DC478

Anuncios

Autor:

Christian Corchuelo. Barcelona, 1996. Estudiante de la Universidad de Barcelona, facultad de Filología. Amante de la lectura, la escritura, la música, el mar Mediterráneo y la ciudad de Barcelona. Me siento vivo con pequeñas cosas, es lo bueno que tengo. Seguiré luchando. #ConfesionesdeunT3

Un comentario sobre “La caída

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s