Publicado en Octubre 2015, Temporada 2

Desmintiendo falsos mitos universitarios

¡Hola, confesores!


AVISO

Quiero recordaros, antes de nada, que aunque utilizo Facebook, Twitter y YouNow, la red social principal de este blog es Facebook. Si queréis enteraros de las novedades, las estadísticas y otros temas, os recomiendo que me sigáis en Facebook. Link AQUÍ.


Hoy necesito utilizar el blog para desahogarme ya que siempre nos han hablado de la universidad (y los libros y las películas así lo avalan) como ese momento de tu vida educativa cuando todo es fiesta, empiezas más tarde y acabas antes las clases… y todo eso no son más que FALSOS MITOS. Ni más, ni menos.

Y yo vengo a desmentirlos basándome (obviamente) en mi experiencia que se puede resumir en dos años totalmente distintos (el curso anterior, 1º de Estudios Ingleses y Clásicos y este curso, 1ª Lenguas y Literaturas modernas; cada uno en una universidad distinta.)

De hecho, lo de los falsos mitos va de serie en todos los profesores (¿En magisterio hay una materia de “falsos mitos” y no me he enterado?): en primaria nos hablan de secundaria, en secundaria de bachillerato y en bachillerato sobre la universidad. Todo falsos mitos y, sinceramente, estos últimos se llevan el premio a los más creativos.

Antes de nada, aclarar que me parece un honor y una suerte (y, a veces, una esclavitud) el poder estudiar y que no me voy a quejar de mi carrera (ni la actual ni la anterior), sino que me quejo y pretendo desmentir esos falsos mitos que me hicieron crearme unas expectativas y unas ilusiones que me van destrozando al descubrir la verdad.

  • La universidad empieza en octubre.

No entiendo muy bien cómo llegó esa idea a la cabeza de nadie. Este curso lo empecé el 14 de septiembre y el año anterior el día 1 de septiembre. En ningún caso, en octubre.

  • El típico “estudias lo que quieres”.

Eso será en Estados Unidos, porque lo que es en España (hablo concretamente de Barcelona), tú escoges la carrera, las materias optativas a partir de 2º o 3º de carrera y, en algunos casos, la vía de estudio. De ahí a escoger las asignaturas hay un gran trecho, de hecho hay muchas asignaturas (casi todas) que son obligatorias y que no puedes cambiar por ninguna otra, aunque no tenga nada que ver con tus expectativas de futuro.

Eso por no hablar de las materias que son obligatorias para todas las carreras de la facultad (“Filosofía” o “Historia” en carreras de filología, “Lingüística” en Estudios Literarios o “Gramática del español” en Filología inglesa).

  • El falso derecho a hacer huelga.

Es cierto, los estudiantes no tenemos derecho a hacer huelga. Tenemos la obligación de hacer huelga o de no hacerla. El día de la huelga es imposible entrar en la facultad (y que nadie se atreva a intentarlo). ¿Y si no quiero hacer huelga? ¿Y si me parece bien o no me importa el motivo de la queja?

Por otra parte, los profesores saben jugar sus cartas y pueden cambiar (y, en mi caso, lo ha hecho una profesora) un examen de día al día de la huelga, y decir que no lo repite. ¿¡Me estás prohibiendo hacer huelga!? De una manera muy sutil, eso sí.

  • El falso mito de poder faltar a clase.

Aquí tengo que decir que hay asignaturas donde puedes faltar que simplemente te pierdes la clase y sus correspondientes apuntes, pero hay profesores que pasan lista y algunos, incluso, la asistencia la contabilizan con hasta un 15% de la nota final de la asignatura.

De hecho, hay materias donde si has faltado a un número de horas a clase pierdes el derecho a examinarte. Conque podía faltar a clase sin que pasase nada, ¿no?


Hoy simplemente, como he dicho, necesitaba el blog para desahogarme y desmentir algunos falsos mitos universitarios. Ahora es vuestro turno, ¿en vuestras universidades también pasa? ¿Qué otros falsos mitos añadiríais a la lista?


El canal de YouTube (cuyo enlace general tenéis al final de esta entrada) está yendo un tanto mejor está temporada. ¿Aún no habéis visto el vídeo del viernes? Os lo dejo AQUÍ.


Respecto a la foto de hoy, la tomé ayer en un momento de subidón como podéis comprobar y con bastantes filtros, jajaja 🙂


La frase de esta semana es de la canción “Je suis en vie“, de Gregory Lamarchal. Animémonos un poco, venga.

Je suis en vie. Ça n’a pas de prix.

Estoy vivo y eso no tiene precio.

A continuación, como siempre, os dejo los links a las redes sociales:

¡Hasta la próxima!

http---signatures.mylivesignature.com-54493-258-7F88F40B9E2C2A1062E84C56A83DC478

Anuncios

Autor:

Chris Corchuelo. Barcelona, 1996. Estudiante de la Universidad de Barcelona, facultad de Filología. Amante de la lectura, la escritura, la música, el mar Mediterráneo y la ciudad de Barcelona. Me siento vivo con pequeñas cosas, es lo bueno que tengo. Seguiré luchando.

2 comentarios sobre “Desmintiendo falsos mitos universitarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s